Más madera

El estadio de fútbol de madera de los Forest Green Rovers: lo último en innovación sostenible

Estadio de fútbol de madera

Los Forest Green Rovers, el equipo de fútbol sostenible de Gran Bretaña, van un paso más allá en la apuesta por preservar el medioambiente y poseen un estadio de fútbol completamente de madera. La madera posee magníficas propiedades que la convierten en uno de los materiales más sostenibles y, por ello, el más adecuado para la construcción. Pero ¿cómo fue posible la construcción de un estadio de fútbol de madera? Os lo contamos en este post.

El primer estadio de fútbol 100 % madera

Hace unos años el reconocido equipo de fútbol inglés decidió renovar su estadio, convirtiéndolo en una construcción 100 % de madera. Esto lo convierte en el primer estadio de fútbol del mundo construido únicamente con madera. Aunque ya se ha utilizado madera para otros estadios, nunca se había hecho en su totalidad hasta la fecha de su renovación, entre los años 2016 y 2017.

Estadio de fútbol de madera

El equipo trabajó de la mano de la firma de arquitectos Zaha Hadid, también constructora del estadio de Qatar’22 para el mundial de fútbol. Tiene capacidad para 5000 espectadores y costó más de 100 millones de libras, el equivalente a unos 118 millones de euros.

El equipo de fútbol de los Forest Green Rovers y su apuesta por la sostenibilidad

Estadio de fútbol de madera

Este equipo debe su nombre a la aldea de la que proviene: Forest Green. Los Forest Green Rovers se fundaron en el año 1889 en esta pequeña aldea británica. Desde entonces ha jugado multitud de partidos y ha participado en un gran número de ligas de fútbol. Su anterior estadio, que estuvo situado en lo alto de la colina de Forest Green en sus inicios, contaba igualmente con una capacidad para unas 5000 personas. Actualmente se encuentra en Nailsworth, un pequeño pueblo de Inglaterra, donde se hizo también la renovación.

En el año 2011, el equipo de fútbol de los Forest Green Rovers cambió de propietario. Entonces, se unió al equipo el empresario de energía verde Dale Vince. Este fue quien quiso dar un paso más y hacer historia en el mundo del fútbol y la sostenibilidad proponiendo esta renovación única. En el estadio, se instalaron 180 paneles solares, que generaban el 10% de electricidad necesaria para el estadio. Comenzaron también a utilizar el cortacésped Etesia, que funcionaba únicamente consumiendo la energía generada por los paneles solares. Esto les hizo ganar en el año 2012 el primer premio en el Institute of Groundsmanship en la categoría de sostentabilidad y medio ambiente. Y es que todos estos actos, unidos a su construcción en madera del estadio de fútbol hacen de este equipo uno de los equipos de fútbol más sostenibles del mundo.

Categoría: Actualidad, Sostenibilidad